Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 1 de agosto de 2017

Lunares




Te amo. - Dijo como la que abre el cofre del tesoro-  Podría decírselo, así tal cual, pero prefiero guardarlo, mantenerlo para mí, como tantas otras cosas.  Aunque sé, que esto es lo más bonito que conservaré en mi corazón lleno de tantas cosas bonitas y pequeñas,  cosas que se hacen grande dentro de mi, gracias a mis cuidados y mis sueños.

Yo quiero contigo - pensó como la que confiesa  una de esas cosas inconfesables- Quiero volver a aquella adolescencia donde  las tretas aún no habían agrietado mi corazón ni mis sueños. Desearía perderme y no encontrar el camino de vuelta.  Llegar a ti como la que llega al centro del laberinto, hundirme en tu tórax,  que tus brazos me abracen y sentir tu arrullo, esas palabras sanadoras  que despejan todos los miedos.   Sentir como me acaricias el pelo.  Y mientras, mi corazón late tan fuerte que parece desbocarse.

Hoy me pinchan y solo sale amor.  Muero por sentir como exploras mi silueta, porque cuentes mis lunares y  debas comenzar de nuevo al perder la cuenta de tan suave tarea, me muero por saborear tu aliento de sueños y certezas.
Siento como te mueres por adentrarte en mi cueva de aventuras y tesoros. Y yo... yo me muero por verte surcar en el vaivén  de los deseos, sentimientos y pecados, por verte navegar corazón adentro.  Me pierdo en tus ansias y tus ganas...  Ven, Ven y abrázame mientras me dices tus cosas.

Podría decírselo, así tal cual, pero prefiero guardarlo, mantenerlo para mí, como tantas otras cosas.


14 comentarios:

  1. Que bonito, me gustan tus apasionadas letras
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Y vivimos recordando los momentos y las palabras que pensamos en ese instante y que no las dijimos

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Este es uno de esos relatos en los que no encuentro palabras que hagan justicia al texto. Corto pero muy intenso... Uno siempre desea tener una cueva a la que poder acudir asi de pronto.

    ResponderEliminar
  4. No está tan agrietado su corazón si puede recordar este lenguaje de pasión. Podrá tener una coraza protegiendo sus íntimos anhelos; pero hay otra más profunda e inviolable que guarda sus esencias juveniles, y por tanto, incontaminadas del mercadeo adulto de amores regidos por pautas contables. Me encanta levantarme y lamer sus sueños sentimentales, desayunarme con esos manjares ya olvidados tras años de dietas de supervivencia emocional. ¡Enséñenos su idioma cordial de pureza amorosa!, que casi todos, hemos perdido en las escaramuzas del camino; quizá así podamos entendernos con el mundo por donde la guerra aún no ha pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que puedo decir... No hay nada mejor que hablar el mismo idioma y descifrar los mismos códigos.

      Saludos Antón :)

      Eliminar
  5. Lo mejor de nuestros recuerdos siempre lo guardamos como un tesoro. Un tesoro que a nadie importa. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Alguna vez los sueños se harán realidad, ese momento marcado por el destino, ignorado por ahora, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  7. Si así lo prefieres que así sea... pero la alternativa no parece ser mala cosa.

    ResponderEliminar
  8. Lo que daría por poder volver a sentir como en mi adolescencia...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Quizás está el temor de que cuando se digan todas las palabras, la realidad muestre cuánto se ha idealizado.
    Muy bonito y sensible, Nieves.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Los árboles, mudos testigos de nuestros deseos y sueños en la infancia, se dejan tocar, recorrer pos los nervios de su corteza o su oquedades, y quién sabe si. al paso de los años, podrían , mejor que nosotros, hacer balance de nuestra vida.

    Buen texto. Un saludo

    ResponderEliminar
  11. DE ella, me gustaban sus pecas, esas que se sumaban de su nuca hasta su coccix. SDiempre en el otro, o la otra, hay algo de su piel que nos emociona, como el caso tuyo de los lunares. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  12. GRACIAS A TOD@S por visitarme y compartir vuestras cositas conmigo

    Un abrazo amig@s :)

    ResponderEliminar
  13. tener alguien asi, saber que existe en el mundo al mismo tiempo que nosotros, eso es la gloria.

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....